Saltar al contenido

Exámenes de idiomas

Qué es una prueba de idiomas

Las pruebas de idiomas orientadas a opositores se suelen materializar en breves cuestionarios con preguntas de tipo práctico. No nos van a preguntar que expliquemos el uso de una determinada estructura gramatical, por ejemplo, sino, más bien, qué estructura gramatical es más adecuada en un contexto dado.

Qué mide una prueba de idiomas

Con los exámenes de idiomas se busca medir la capacidad lingüística que posee un hablante en una lengua extranjera: se mide su competencia lingüística (su conocimiento de la variedad oral y escrita, de la gramática en general) a la hora de expresarse en una lengua que ha aprendido al margen de su lengua materna.

Dependiendo de la oposición a la que nos presentemos, se nos puede exigir un nivel inicial de la lengua extranjera (habitualmente, un A2, en correspondencia con los niveles establecidos en el Marco Común Europeo de Referencia de las Lenguas), un nivel intermedio (B1 o B2) o un nivel avanzado (C1 o C2).

Por qué una prueba de idiomas en ciertas oposiciones

Como sabemos, las oposiciones nos habilitan para ejercer una profesión en el sector público. Las profesiones que se desempeñan en estos sectores están al servicio del ciudadano y en la gran mayoría de las ocasiones el contacto con ese ciudadano es directo, ya sea de manera presencial o virtual.

Esta faceta, que exige una atención de cara al público, explica que los funcionarios y trabajadores públicos deban poseer un conocimiento mínimo para poder desenvolverse con personas que están en nuestro territorio nacional, pero no dominan el español (turistas o inmigrantes por razones laborales, por ejemplo). Pensemos, a modo de ejemplo, en un policía al que acude un turista inglés que ha sufrido la sustracción de su cartera: ese policía deberá ser capaz de hacerle un mínimo de preguntas y de orientarle para que pueda acudir a una comisaría y poner una denuncia.

Estructura de la prueba de idiomas

Lo más habitual es que en el examen de idiomas se presente una batería de preguntas breves con varias posibles respuestas de las que solamente una de ellas es acertada: en la pregunta suele aparecer un hueco en blanco que debe ser completado con una de las respuestas que se nos ofrecen.

Tal y como suele suceder en los exámenes tipo test (y más en su aplicación a los idiomas), las respuestas suelen parecerse mucho, pero la elección correcta se suele basar en un rasgo clave: la adecuación de esa expresión al contexto que nos han dado, así que resulta básico evaluar bien el enunciado que se nos presenta como pregunta.

Cómo superar una prueba de idiomas

Teniendo en cuenta la estructura del examen de idiomas, os damos algunos consejos.

Como hemos señalado, en muchas ocasiones tenemos respuestas muy parecidas (por el significado de las expresiones que nos ofrecen) y la elección de la respuesta tiene que ver con la adecuación. Un término es adecuado según el contexto: por ejemplo, si nos hacen una pregunta en un tono informal, no responderemos con una expresión propia de ámbitos formales, porque nuestra respuesta no será adecuada al contexto de producción. Debemos tener en cuenta, por lo tanto, cuestiones de registro (contextos formales o informales) para responder estas cuestiones.

En otras ocasiones se pone a prueba nuestro dominio de determinadas estructuras gramaticales. Pensemos, por ejemplo, en estructuras en inglés que exigen “to + infinitivo” frente a otras que requieren, por el contrario, verbos terminados en “-ing”, o un determinado tipo de preposición que viene exigido por un verbo y que suele ser diferente en español (“Vivir en el primer piso” frente a “To live on the first floor”). Del mismo modo sucede en francés, por ejemplo, con sustantivos que cambian de género con respecto al español y nos llevan a confusión (“¿Me puedes pasar la leche?” frente a “Pouvez-vous me passer le lait?”).

Conviene repasar antes del examen cuestiones como los “falsos amigos”, el uso de preposiciones, los pronombres interrogativos, aspectos que afectan al género gramatical o la conjugación de los tiempos verbales.

Haz aquí exámenes de inglés:



Practica con exámenes de francés:

Prueba con exámenes de alemán:


Comprueba tus conocimientos con exámenes de italiano:

⬅ Ayúdanos valorando nuestros tests

OVH