Saltar al contenido

Oposiciones con FP Grado Medio

El acceso al empleo público se encuentra condicionado, entre otros factores, al nivel de estudios alcanzado por el opositor. Y el ascenso posterior, el techo máximo de su promoción profesional también se ve limitado por el nivel de estudios.

A qué tipo de oposición puedes optar con un Ciclo Formativo de Grado Medio

De hecho, no es lo mismo contar con el título de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria (la ESO) que con Ciclos de Grado Medio. Mientras que con el primero solo puede optarse a la categoría profesional C2, un Ciclo de Grado Medio es, a efectos de empleo público, equivalente a Bachiller, y abre las puertas del opositor a la categoría C1, con mayor nivel retributivo y superiores responsabilidades.

Además, no queda tan lejos el Grupo B, creado para ser ocupado por las personas que cuenten con el título de Técnico Superior… solo es un pequeño paso adicional.

Todas estas reglas están establecidas en el Real Decreto Legislativo 5/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto Básico del Empleado Público. Esta norma se aplica a todos los empleados públicos de España, ya sean civiles o militares, sea su relación de carácter funcionarial, laboral, temporal o indefinida…  Y es una de las que habrá de estudiar para, prácticamente, cualquier oposición.

Va a ser la titulación de cada aspirante la que marque su propio “techo” o categoría profesional máxima a la que puede acceder inicialmente. Una vez dentro de la administración, como empleado público, la titulación se convierte en el límite de su propia promoción interna, ya que no podrá acceder a categorías profesionales que exijan un nivel de estudios superior al que haya alcanzado.

Por qué hacer un Ciclo Formativo de Grado Medio antes de opositar

Los estudios de ciclos de grado medio se caracterizan por su carácter práctico y enfocado a realidades concretas, menos abstractos y académicos que el bachiller tradicional, lo que atrae a personas con una vocación focalizada o una mentalidad más centrada en cuestiones concretas.

Esta cualidad facilita a muchas personas el acercamiento a los estudios y titulaciones, como pudiera ser el caso de los mayores de veinticinco años que quieren retomar unos estudios que no completaron en anteriores etapas.

La edad no es un límite para estudiar y conseguir una titulación de ciclos de grado medio: las ganas de estudiar personales sí pueden ser un límite. Y eso se supera con metodologías adaptadas, con temas que susciten el interés del estudiante.

Los ciclos de grado medio, por su especificidad, pueden suponer la puerta de entrada a puestos concretos. Si pensamos en la administración sanitaria, es evidente que solo van a poder acceder a ella quienes cuenten con estudios específicos en esas áreas.

Por otra parte, ciclos de grado medio como los de corte administrativo son especialmente versátiles para trabajar en la Administración, puesto que algunas de las materias de las que tratan esas oposiciones suelen verse en los ciclos de grado medio; evidentemente, en las oposiciones se incidirá con un mayor nivel de detalle, pero estar familiarizado con los temas ya es un gran adelanto.

Quien quiera acceder al empleo público y no cuente con un nivel de estudios superior a éste, haría bien en considerar como una opción digna de valoración los ciclos de grado medio.

⬅ Ayúdanos valorando nuestros tests

OVH